Line Divider

Hospitalización

Nuestro servicio de hospitalización o internación, se caracteriza por contar con un espacio agradable, amplio y renovado.

Servicio
Habilitado con 200 modernas y cómodas camas en la sede de Caucasia y 17 en Puerto Berrío, en habitaciones ventiladas e iluminadas. Allí será atendido por personal médico y de enfermería idóneo para hacer de su recuperación un proceso más digno y agradable.

En esta área encontrará los siguientes servicios:
General adultos
Medicina Interna
Obstetricia
Maternidad
Pediatria
Postquirúrgico


Cuidados y recomendaciones a la MADRE después del parto

Cuidados

Tener en cuenta los siguientes signos y síntomas, sí presenta alguno de ellos acudir inmediatamente a la institución de salud más cercana:
  • Sangrado vaginal abundante o maloliente.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento o salida de pus por la herida.
  • Mamas rojas y calientes.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Ardor en la boca del estómago.
  • Zumbido en los oídos.
  • Visión borrosa.
  • Hinchazón en las piernas, dolor o cambios en el color de ellas.

Recomendaciones
 
  • Luego del parto caminar lo más pronto posible.
  • Tomar abundantes líquidos y consumir verduras, carnes y frutas.
  • Mantenerse aseada.
  • Asistir a la cita de control para su revisión y la del bebé.
  • Ingresar al programa de planificación familiar durante el primer mes post-parto.
  • Alimentar al bebé con leche materna en forma exclusiva y cada que él lo desee durante los primeros 6 meses de vida. Y de forma complementaria con otros alimentos hasta los 2 años.
  • Continuar el esquema de vacunación de su bebé.
  • Registrar al recién nacido en el menor tiempo posible. “Mamá y papá, de sus cuidados y amor dependerá la salud y la alegría de su hogar”. Cuidados y Manejo Recién Nacido Recién nacido: Es el bebé hasta los 30 días de nacido.
  • Alimente al bebé cada que él lo desee, no le ponga horario, acarícielo y háblele.
  • Estimule la producción de leche con la succión; entre más ponga al bebé al pecho, más alimento se producirá.
  • Asegure comodidad para usted y su bebé en el momento de la lactancia. La mamá puede estar sentada, acostada, de medio lado o boca arriba. El bebé debe estar cerca al cuerpo de la madre. La nariz del niño debe estar frente al pezón, y la madre debe sostener todo el cuerpo del niño; no solamente el cuello y los hombros.
  • Cuando termine de alimentar al bebé acuéstelo de medio lado.
  • No limpie los pezones antes y después de alimentar al bebé; con el baño de la mañana es suficiente.
  • No moje el ombligo. Límpielo con alcohol blanco 3 veces al día hasta que se caiga. No coloque ombliguero ni aplique cremas sobre el cordón.
  • Ponga el bebé desnudo al sol de 8 a 9 A.M. o de 4 a 5 P.M. déjelo boca arriba 10 minutos y 10 minutos boca abajo (20 minutos en total), cubriéndole los ojos y genitales.
  • Mantenga al bebé siempre abrigado, caliente y cubierto. La ropa debe ser cómoda y holgada.
  • Atienda al bebé cada vez que llore, revise qué pasa. Puede tener hambre, estar sucio, incomodo, puede tener calor o frío, o deseo de que lo mimen.
  • Inicie lo más pronto posible el esquema de vacunación y programa de crecimiento y desarrollo en la unidad de salud que le corresponda.

ACUDA INMEDIATAMENTE AL CENTRO DE SALUD MÁS CERCANO SI SU BEBÉ PRESENTA:
 
  • Dificultad para respirar.
  • Color muy amarillo o morado.
  • Ombligo enrojecido, con salida de pus o líquido mal oliente.
  • Dificultad para alimentarse.
  • Fiebre.
  • Hipotermia: disminución de la temperatura del cuerpo (piel muy fría).
  • Si no se alimenta o está muy dormido.

RECUERDE:

La leche materna es el alimento ideal para su bebé: evita infecciones y alergias, es higiénico, está siempre disponible y caliente, le ayuda ahorrar dinero, además le permite tener contacto afectivo con su hijo.